Por espejo se entiende una superficie plana con pulido espejo. Aparentemente este diseño padece la misma aversión. Unos pendientes de oro amarillo y oro blanco pulidos (total 29 gramos), con 30 brillantes (total 1.55 kt), 2 rubís de 5.0 mm (total aproximado 1.0 kt) y esmaltes.

Si observamos detenidamente los espirales de oro amarillo, verificamos que las superficies superiores presentan cierta concavidad. Podríamos escudarnos en pruritos estéticos. Sí, por supuesto, pero hay motivos de fondo: modelar espejos planos en una joya digital es tan trivial como laborioso resulta modelarlos en el metal.

Si quisiéramos evaluar la aptitud de un artesano bastaría encargarle un diseño con superficie plana pulida incluída. Un artesano mediocre, o un artesano exprimiendo un presupuesto demasiado corto, devolverá un plano con aguas, ondulaciones, o cierto redondeo hacia los bordes. Un artesano con experiencia sabrá evitar estos defectos, sin embargo no podrá evitar un incremento en su factura. Por este motivo hay un acuerdo tácito entre diseñadores, fabricantes y comerciantes en ningunear las superficies planas espejo, y escurrir el bulto agarrándose a criterios estéticos. Enésima muestra, el diseño de servidor:

 

despiece

 

Una de las primeras lecciones en cualquier taller de joyería consiste en forjar a la "gota de cera", es decir martillear suavemente el metal laminado moldeando una ligerísima concavidad en la superficie externa (y convexidad en la interna). Esa ligera concavidad facilitará el posterior desbastado y pulido, minimizando las ondulaciones o "aguas". Para evitar el redondeo de los bordes un buen truco consiste en recortar la superficie un poco mayor, desbastarla, pulirla, y finalmente recortar los bordes a la medida exacta. Después se desbastan y pulen las superficies transversales, o de corte. Aún aplicando este truco siempre quedará un mínimo redondeo en las aristas, pero ya no en la superficie. Este redondeo de la arista ya es imperceptible y evita convertir la joya en un cuchillo involuntario.

En la imagen anterior, uno podría cortarse el dedo con esa arista. Tan vivo es el corte que el modelo parece irreal. Y bien, como cualquier render, lo es. Comparemos con el render de la superficie posterior del modelo, de nuevo atacada por esa fobia al espejo:

 

renderpost

 

En lugar de "gota de cera" se ha diseñado con curvatura clíndrica y bordes redondeados. Puesto que estamos acostumbrados a joyas de serie técnicamente defectuosas con los bordes redondeados, el render de esta superficie parece más realista.